martes, 23 de diciembre de 2008

CANTAOR DE SAETAS Y CANTE FLAMENCO

Ramo de rosas de la primavera sevillana

SAETA POR SEGUIRIYA

ME DUELE
A MI ME DUELE , EL VERTE

AY AY AY AY AAAAYYYY
VENDIDO, POR UN TRAIDOR
PERO MUCHO MAS, ME DUELE
PARE MÍO, NAZARENO
QUE TE VAS SIN CONOCERTE

AYA AYA AYA AYAYYYAYY
QUE TE VAS PARE MÍO
TE VAS SIN CONOCERTE

Tomas Pavón fue el primero que cuando comenzaba a cantar alargaba el primer tercio del cante, a once golpe de voz, que son once sílabas cosa inusual en aquella y en esta época, que después lo siguieron haciendo Pepe Pinto y otros como Antonio Mairena y así a llegado hasta nuestros días habiendose apoderado de ello los maireneros que en la actualidad dicen que es una saeta de Mairena esto no es critica sin que es la continuación de aquello cantaores que dejaron de herencia aquellos grande genios que tuvimos al principio del siglo XX y que es bueno que siga en el futuro ya que la saeta como todo en este mundo del cante tiene que seguir su camino y futuro
• Parece que a Sevilla, desde Cádiz o Jerez de la Frontera, llegan unas Saetas tipo flamencas, que al fundirse con las que arribaron a esta capital desde Marchena que los sevillanos la llamaron marcheneras y martinetes se consigue hacer la Saeta por Seguiriya que es la mas popular de todos los estilos de Saetas que tiene Andalucía.
• Sevilla tiene tres estilo de cante por Saetas estos son: Carceleras, Martinetes, Seguiriyas, a esta últimas se la hace un cambio a la Toná y otro al martinete según lo que el saetero quiera hacer, puede doblar la seguiriya o no, después podrás hacerle el cambio que él tenga decidido, pero tiene que respetar los Cánones del cante, ya que de no hacerlo, no estaría cantando una Saeta si no un cante cualquiera que no se parece a esta en nada, para ello el saetero debe saber coger el tono, elegir bien el mensaje y la letra que va a cantar, sabersela de memoria, y por supuesto que no se olvide nunca del sentimiento que este cante echo rezo oración lleva consigo siempre
• Bien es decir que en Sevilla había dos camino para aprender y hacer este cante, uno el Profesional y otro el de los aficinaos, que bien lo define Joaquín Turina en una crónica que escribió sobre la Semana Santa del año 1934 en el Diario La Unión, que separaba y muy bien al profesional del aficionado y decía así:
• Los Flamenquitos se quieren apoderar de algo que no les pertenece..
• Por su historia y por su tradición la Saeta a sido y seguira siendo siempre del pueblo llano, y no del profesional, que se quieren apoderar hasta de esto, y para muestra un botón.
• Hallabase la tarde del Martes Santo, cuando la peregrina imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de los Estudiantes sito en la calle Laraña. Salía a la calle para hacer su estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral, desde una casa colindante que estaba en obra y haciendose, desde las tablas del andamio, un albañil joven, con el palaustre en una mano y la gorra en la otra, le canto tres saetas que en el lugar no se oyó ni el ruido de un mosquito bolando, cuando este albañil termino los olé y aplausos fueron rotundos al mismo tiempo, y dice Joaquín Turina pero yo me quedo con el comentario de una madre del pueblo, que dijo así, esas son Saetas y no las que cantan el fulano y la mengana en la calle la Sierpes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada